© 2023 by NOMAD ON THE ROAD. Proudly created with Wix.com

Viaje de Misiones a Honduras

January 24, 2016

La semana pasada regresé de un viaje maravilloso misionero, que hicimos por 10 días al país de Honduras.

          

Esto no fue un viaje de misiones que trabaja con los Sordos, aunque será más adelante mi objetivo principal de moverme a Honduras como misionera el año entrante. Este fue un viaje de misiones para asistencia médicas.

 

En realidad no había planeado ir originalmente, pero dos de mis

hermanos se inscribieron, ya que fue uno de los viajes que podía trabajar sin tener conflicto con el horario de sus Universidades, y me pidieron que me uniera a ellos y que les presentara mi equipo con quien pienso trabajar en el futuro. Después de tener el acuerdo del equipo de misiones en Honduras y mi pastor de misiones, me aprobaron la ir; entonces, inmediatamente mis otros hermanos se nos unieron hacer el viaje y 5 de nosotros de la familia Lea-Wilson tuvimos la experiencia de viajar juntos y fue viaje maravilloso! (En el foto: Mis hermanos Mateo, Kenny, Joel, yo, y Andrés)

 

Alcance de misiones médica/MMO (www.medical-outreach.com) lleva equipos médicos/voluntarios a un país diferente casi cada mes y se asocia con los misioneros locales para establecer una clínica donde ofrece sus servicios. El objetivo es utilizar la clínica como un medio de conectar al público con la iglesia local del misionero y, lo más importante, a compartir el Evangelio con cada paciente que nos visita. Esta vez fue específicamente en Honduras, y los equipos de MMO con el equipo de Honduras, pudimos trabajar juntos en la mayor parte de la semana, como una sola entidad de hermanos.

 

Durante la clínica, mi trabajo era supervisar Triage; tomar signos vitales básicos, como la presión y pulso arterial, y la temperatura. Después tomaba nota del problema por la cual el paciente llegaba a consulta. Tuve el privilegio de trabajar con uno de mis hermanos

en esta asignación para el entrenamiento y la formación de él – así como a otros 3 – en específico cómo tomar los signos vitales. Casi al final de la semana, perdí mi timbre de voz, al hablar sin parar, con los cientos de pacientes que vinieron, pidiendo dirección y explicando donde tenían que ir para ver el proveedor. Como un todo, nuestro equipo de cerca de 50 trabajadores, asistimos casi 4,000 pacientes, y pudimos ver que más de 50 de ellos hicieron profesión de fe en Cristo como su Salvador. También, el equipo de misiones en Honduras ha reportado que muchos de ellos están visitando a su iglesia como un resultado.

 

También tuve el privilegio de conocer a una mujer hondureña sordo-muda con un alto nivel educativo, quien me dijo que no conocía de Jesús. Yo pude explicar un poco acerca de Jesús, el

cielo y el infierno. Así que no quise abrumarle, le di un folleto con imagen y con la información del evangelio, haciendo el recorrido con ella. Luego más tarde en esa semana, conocí a un hombre sordo que nunca había ido a la escuela y no sabía cómo hablar con el lenguaje de sordos-mudos. Quedó fascinado, cuando le enseñé algunos signos básicos ("hermano" "casa" "comida" "familia") y aprendió bien rápido. Yo me quede impresionada.

 

Desde que regrese de Honduras, he estado en “Viaje de Diputación", asistiendo a varias reuniones ya reservadas con varias iglesias antes de volver a casa. Gracias por sus oraciones para que Dios me proteja y me dé la sabiduría, mientras viajo y comparto mi pasión con las diferentes iglesias.

Please reload